jueves, 5 de noviembre de 2015


"Para traer a la gente conocimiento espiritual, una Encarnación de Dios vive en el mundo en compañía de devotos, fomentando una actitud de amor a Dios. Es como subir y bajar las escaleras luego de haber alcanzado una vez el techo. Para alcanzar el techo, otra gente debe seguir el sendero de devoción en tanto no haya alcanzado el Conocimiento y se haya liberado del deseo. Sólo puede alcanzarse el techo cuando uno ha desechado todos los deseos. El almacenero no se acuesta antes de haber concluido sus cuentas; sólo entonces se va a dormir. 
El Evangelio de Sri Ramakrishna
Tomo I. Pág. 295

lunes, 2 de noviembre de 2015

¡Sed alegres!

El primer signo de que alguien se está haciendo religioso es que se vuelve alegre. Cuando un hombre está sombrío, puede ser  dispepsia, pero no religión.
Para el yogui, todo es gozo, cada rostro humano que ve le trae alegría. Ese es el signo del hombre virtuoso. ¿Qué tenéis que ver con los rostros ensombrecidos? Es terrible. Si tenés la cara  ensombrecida, no salgáis ese día, encerráos en vuestra habitación. ¿Qué derecho tenéis a esparcir esa enfermedad por el mundo? (I.264-65). 

La Meditación de acuerdo al Yoga y al Vedanta. Pág. 55
Swami Vivekananda