viernes, 25 de septiembre de 2015

El Evangelio de la Intrepidez

¿Dónde reside la diferencia entre Dios y el hombre, entre el santo y el pecador? Sólo en la ignorancia. ¿Cuál es la diferencia entre el hombre más elevado y el gusano más miserable que se arrastra a vuestros pies? La ignorancia. Ahí está toda la diferencia. La divinidad infinita no está manifiesta; deberá ser manifestada. Esto es la espiritualidad, la ciencia del alma.

La fortaleza es bondad, la debilidad es  pecado. Si existe una palabra que llega como una bomba de los Upanishads, que explota como una bomba sobre las masas de ignorancia, esa es la palabra intrepidez. Y la única religión que debe ser enseñada es la religión de la intrepidez. El miedo es lo que trae la miseria, el miedo es lo que trae la muerte, el miedo es lo que engendra el mal. ¿Y qué causa miedo? La ignorancia de nuestra propia naturaleza.

No desesperéis. Porque hagáis lo que hiciereis, seréis siempre los mismos; vosotros no podéis cambiar vuestra naturaleza. La naturaleza no puede destruir a la naturaleza. 
Vuestra naturaleza es pura. Podrá estar oculta durante millones de eones, pero al final saldrá victoriosa y emergerá. Por ello, la Advaita nos trae esperanza a todos y no desesperación. Su enseñanza no es a través del miedo; instruye, no sobre demonios que están acechando para arrebatarnos al menor desliz - nada tiene que ver con los demonios - sino que dice que hemos tomado el destino en nuestras propias manos. Vuestro propio karma (acción) os ha fabricado este cuerpo: nadie lo hizo por vosotros. Y toda la responsabilidad del bien y el mal está en vosotros. Esta es la gran esperanza. Lo que he hecho, puedo deshacerlo. (III.159-61).


La Meditación de acuerdo al Yoga y al Vedanta
Pág. 144 Y 145. Swami Vivekananda 

(Advaita: monismo, una escuela de la filosofía Vedanta que declara la unidad de Dios, el alma y el universo) 

Swami Vivekananda

"Yo soy el alma de Budha,  de Jesús, de Mahoma. Yo soy el alma de los maestros,  y soy todos los  ladrones que robaron ...