viernes, 28 de agosto de 2015

La propia entrega

Swami Ramakrishnananda
Un niño quiere subir al piso alto de la casa, mas no puede; ¿qué hace entonces? Llama a su madre para que lo suba. 
Así nosotros debemos llamar a Dios. Debemos poner de lado todo orgullo y vanidad; debemos confesar que aun sabiendo lo que es recto no tenemos el poder de hacerlo así. Debemos decir a Dios: "Me entrego por completo a Tu cuidado". 
Al comienzo el hombre vanidoso y orgulloso piensa: "Debo resistir a la maia; debo vencerla".
Luego aprende que es imposible, como es imposible para los astrónomos conquistar el universo.               
                                                                           Swami Ramakrishanana

Verdad

"Todo en este mundo, aun la verdad misma, es relativo. Lo que es verdad para un estado de cosas o un plano de existencia, no es ver...