sábado, 24 de enero de 2015

Sri Shankaracharya

" El placer o el dolor, como el bien o el mal, afectan sòlo a aquel que està conectado con el cuerpo denso y los demàs. Pero, ¿còmo pueden afectar el bien, el mal o sus efectos al sabio que se ha identificado con la Realidad y ha despedazado a la ligadura? "

La Joya Suprema del Discernimiento


viernes, 16 de enero de 2015

Fragmento de una carta de Swami Vivekananda


... Eres bueno y noble. En vez de materializar al espíritu, es decir arrastrar lo espiritual hacia el plano material como hace esta gente, convierte la materia en espíritu; cuando menos hecha cada día una ojeada a ese mundo de infinita belleza, de pureza y paz, el mundo de lo espiritual; procura día y noche vivir en él. Jamás busques, ni siquiera roces con el pié, cosa alguna que sea misteriosa y poco segura.

Dejad que vuestras almas asciendan día y noche , cual "hilo ininterrumpido" hacia los pies del Bienamado cuyo tronco está en vuestros propios corazones; no os preocupéis de las otras cosas, tales como el cuerpo y demás, pues ellas se ocuparán de sí mismas.

La vida es transitoria, es un sueño que se desvanece velozmente, la juventud y la belleza se marchitan. Repetid pues de día y de noche y a toda  hora: "Tu eres mi padre, mi madre, mi esposo, mi amor, mi señor y dueño, mi Dios; nada quiero sino Tu; sólo a Ti quiero poseer, sólo a Ti, Tú en mi, yo en Ti; Tú eres yo, yo soy Tú".

Desaparecen las riquezas, la belleza se desvanece, la vida huye veloz, los poderes se eclipsan: más el Señor perdura eternamente, el amor perdura para siempre. Si resulta meritorio el mantener la máquina en buenas condiciones, más glorioso aún es evitar que el alma sufra con el cuerpo. La mejor demostración que puedes dar de que "no eres materia" es dejar de lado la materia.

¡Aférrate a Dios! ¿Qué importa lo que pueda sucederle al cuerpo o a cualquier otra cosa? Si te asaltan los terrores de la maldad, di "¡Mi Dios, mi amor!" En las agonías de la muerte, di "¡Mi Dios, mi amor!". En todos los sufrimientos y los males que existen bajo el sol, repite "¡Mi Dios, mi amor!". Tú estás aquí, Te veo. Estás conmigo, Te siento, Tuyo soy; tómame. No soy del mundo sino Tuyo ¡No me abandones pues!

Cuida de no despojarte de una mina de diamantes por conseguir unas pocas cuentas de vidrio... Esta vida constituye una inmensa oportunidad. ¿Buscarás acaso los placeres del mundo siendo Él la fuente de toda dicha?

Busca lo supremo, aspira a lo supremo y alcanzarás lo supremo. te bendice: Vivekananda.

miércoles, 14 de enero de 2015

Asì hablò la Santa Madre


Cuando un discìpulo preguntò a la Madre por què estaba siempre ocupada haciendo toda clase de trabajos sin pedir ayuda a nadie, ella respondiò: "Hijo mìo, es bueno estar siempre activa". Y luego agregò solemnemente: "Bendìceme para que pueda trabajar mientras viva..."
Sri Sarada Devi

jueves, 1 de enero de 2015

Sri Ramakrishna



Un discípulo preguntó a su maestro: Señor, dígame por favor cómo puedo ver a Dios. 
Ven conmigo - dijo el Gurú -, y te lo demostraré.
Llevó al discípulo hasta un lago y ambos entraron en sus aguas. De pronto el maestro empujó y sostuvo la cabeza del discípulo bajo el agua. Después de unos minutos lo soltó y el discípulo levantó la cabeza y se incorporó. El Gurú le preguntó: ¡Qué sentistes?. El discípulo contestó: ¡Oh! Pensé que moriría; estaba ansioso por respirar.
El maestro le dijo: Cuando sientas así por Dios, entonces sabrás que no tienes que esperar mucho para Su visión.
El Evangelio de Sri Ramakrishna

Swami Vivekananda

"Yo soy el alma de Budha,  de Jesús, de Mahoma. Yo soy el alma de los maestros,  y soy todos los  ladrones que robaron ...