jueves, 25 de diciembre de 2014

El deseo provoca estrés

El HInduísmo, así como el Budismo enseñan que las emociones estresantes son resultados de nuestros deseos o anhelos. Cuando los deseos no se cumplen, se convierten en ira, celos, odio, etc. 

Los siguientes dos versos del Bhagavad Gita expresan esta idea:
Una persona que solo piensa en los objetos que atraen a los sentidos, desarrolla apego por ellos, de este apego, surge el deseo o el anhelo, y del deseo surge finalmente la ira.

De la ira surge la ilusión y de la ilusión surge la pérdida de la memoria. De pérdida de la memoria surge la incapacidad para discernir entre lo que es bueno y lo qué es malo, y con la pérdida de la discriminación la persona sucumbe.
Meditación Yoga y Control de la Mente
Swami Bhaskarananda

Swami Vivekananda

"Yo soy el alma de Budha,  de Jesús, de Mahoma. Yo soy el alma de los maestros,  y soy todos los  ladrones que robaron ...