El cuerpo es el templo de Dios


El cuerpo es el templo de Dios. La adoración y la meditación deben practicarse en su interior. Cuando la conciencia se sumerge en el sahasrara (el loto místico de mil pétalos que está en el cerebro) la mente ya no se siente inclinada a bajar. Entonces, tú realizas que todo lo que está en el vasto universo exterior está dentro de ti mismo. Hay un dicho: "Su significado real es que el hombre logra la liberación cuando realiza a Dios en el templo de su propio corazón. Los templos construidos en el mundo exterior son ayudas para los principiantes. No son más que símbolos del más grande de todos los templos, el cuerpo humano.
En el entrecejo está el ojo espiritual de la sabiduría. Cuando su visión se abre, un manantial de dicha es liberado. El universo todo se ve como sumergido en la dicha.

El eterno compañero Brahmananda
Swami Vijoyananda 

Entradas populares de este blog

¿Qué es la filosofía Vedanta?

La Santa Madre Sri Sarada Devi (1853-1920)

Deber y servicio