jueves, 17 de abril de 2014

Pureza y Abnegación




La filosofía del Vedanta afirma que el ser humano no nace pecador, ni es necesariamente una víctima de las circunstancias. 
La causa principal de su sufrimiento es su ignorancia de su verdadera naturaleza. 

Explicando la significación de esta idea, Vivekananda dijo: 
En la mayoría de la gente, la Luz Divina interior está oscurecida. Es como una lámpara encerrada en un tonel de hierro: ningún rayo de luz puede atravesarlo. Gradualmente, mediante la pureza y la abnegación, podemos hacer cada vez menos densa esta envoltura de oscuridad, hasta que finalmente se vuelva transparente como el cristal. 

Swami Vivekananda

"Yo soy el alma de Budha,  de Jesús, de Mahoma. Yo soy el alma de los maestros,  y soy todos los  ladrones que robaron ...