Swami Vivekananda



No se preocupen por doctrinas, dogmas o sectas, templos o iglesias; valen poco comparados con la esencia que existe en cada hombre, que es la espiritualidad; y cuanto más esto se desarrolle en una persona, tanto más poderosa se vuelve para el bien.
Logren esto primero, adquiéranlo y no critiquen a nadie. Demuestren a través de sus vidas que religión no significa palabras, nombres o sectas sino realización espiritual.

Entradas populares de este blog

¿Qué es la filosofía Vedanta?

La Santa Madre Sri Sarada Devi (1853-1920)

Deber y servicio