viernes, 22 de febrero de 2013

Gracia Divina



Un fósforo encendido en un cuarto oscuro disipa de inmediato la oscuridad acumulada durante siglos.
Similarmente, una simple mirada de gracia del Señor disipa los pecados acumulados durante innumerables nacimientos.





Cuando sopla la brisa malaia todos los árboles que tienen sustancia se convierten en árboles de sándalo. En cambio, los que carecen de sustancia como el bambú, el plátano, etc, permanecen sin modificación.
Así, cuando desciende la Gracia Divina, los hombres que poseen el germen de la devoción y la compasión de inmediato se transforman en santos. Los hombres mundanos e indignos, en cambio, no sufren modificaciones fácilmente.



Los niños continúan con sus juegos mientras la madre está ausente. Absortos en sus juegos no sienten temor ni ansiedad. Pero tan pronto como llega la madre, ellos tiran sus juguetes y corren hacia ella gritando alborozados "¡mamá, mamá!".
Vosotros también ahora estáis entretenidos con los juguetes mundanos de riqueza, honor y fama, sintiéndoos muy felices sin el menor temor o ansiedad.
Pero si podéis aunque sea una sola vez tener una vislumbre de la bienaventurada Madre, ya no sentiréis inclinación por riqueza, honor y fama. Correréis hacia Ella arrojando todos vuestros "juguetes".


Está en la naturaleza del niño ensuciarse con tierra y barro pero sus padres no permiten que permanezca sucio.
Similarmente, por más que un hombre se manche por vivir en medio de las atracciones del mundo fenomenal, el Señor crea los medios para su purificación.  

Sri Ramakrishna

miércoles, 20 de febrero de 2013

El Dios viviente

AQUEL que está en ti y fuera de ti, 
que trabaja a través de todas las manos,
que camina con todos los pies,
cuyo cuerpo es de todos vosotros...
¡Adórale y rompe todo otro ídolo!

AQUEL que es simultáneamente lo alto y lo bajo,
el pecador y el santo, Dios y gusano,
a Él adora: visible, conocible, omnipresente,
¡Y rompe todo otro ídolo!

En Quien no hay vida pasada,
ni futuro nacimiento, ni muerte,
en Quien siempre hemos estado
y seremos siempre uno,
¡Adórale y rompe todo otro ídolo!

Tontos son los que desdeñan al Dios viviente
 y sus infinitos reflejos que colman el mundo
mientras corren detrás de las sombras imaginarios
que sólo conducen a riñas y querellas.

¡Adóralo a Él!... El único visible,
¡Y rompe todo otro ídolo!

Swami Vivekananda 


lunes, 4 de febrero de 2013

El Regalo


En una ocasión cuando Buda estaba predicando su doctrina, un hombre se le acercó y comenzó a insultarlo e intentar agredirlo pero Buda se mantuvo en un estado de imperturbable serenidad y silencio. Cuando hubo terminado su acción se retiró.

Un discípulo que se sintió indignado por los insultos que el hombre lanzó contra Buda le preguntó a Buda porqué dejó que lo maltratara y lo agrediera.
A lo que Buda respondió con segura tranquilidad: - "Si yo te regalo un caballo pero tú no lo aceptas ¿de quién es el regalo?"

El discípulo contestó: - "Si no lo acepto, sería tuyo todavía".

Entonces Buda respondió: - "Bueno. Estas personas emplean parte de su tiempo en regalarme sus insultos, pero al igual que un regalo, yo elijo si quiero aceptarlo o no. Los insultos son como regalos: si lo recoges, lo aceptas; si no lo recoges, quien te insulta se lo queda en sus manos. No podemos culpar al que insulta de nuestra decisión de aceptar su regalo. Por esa misma razón, esos insultos son para mí como un regalo que elijo no recoger. Simplemente los dejo en los mismos labios de donde salen".
Buda

Movimiento



A unos discípulos que no dejaban de insistirle en que les dijera palabras de sabiduría, el Maestro les dijo: La sabiduría no se expresa en palabras, sino que se revela en la acción. Pero cuando les vio metidos en la actividad hasta las cejas soltó una carcajada y dijo: Eso no es acción. Es movimiento.

Anthony de Mello

sábado, 2 de febrero de 2013

Poema Devocional



¡Vamos a contemplar, oh mente!
vamos a meditar,
a la divina Realidad interior
nos vamos a aproximar,
la presencia de Dios en ti mismo
debes realizar,
la culminación de tu vida humana
debes alcanzar.
Así el más elevado dominio de tu vida
conseguirás explorar,
la verdadera gracia del nacimiento 
lograrás disfrutar.
Las costumbres cotidianas 
debes regularizar,
las situaciones y cosas de cada día
son para renovar y actualizar.
Con sinceridad actuar, progresar, intentar,
explorar y sublimar;
a la divinidad interior concentrar, rezar,
saludar y entregar.

Swami Pareshananda
Monje de la Orden Ramakrishna


La brisa de la gracia del Señor sopla incesantemente. ¿Tú, has desplegado tu vela? Todo lo que hagas hazlo con todo tu corazón concentrado en ello. Piensa día y noche: "Soy de la esencia de aquella Suprema Existencia-Conocimiento-Dicha ¿qué temor o ansiedad puedo tener? Este cuerpo, mente e intelecto son todos momentáneos y Aquello que está más allá de todo eso, soy yo mismo".
                                                                                                 Swami Vivekananda