martes, 9 de julio de 2013

Pensamiento



"Es imposible mejorarnos mientras estamos en guerra con nosotros mismos"

Yo era un rebelde que aborrecía todo sometimiento, aún a Ti; mi arrogante corazón no quería someterse. Ahora sonrío cuando pienso con qué sincera y ferviente entrega estoy tendido a Tus benditos pies.
En realidad ¡Tú eres un gran Transformador!. Tu toque invisible cambia nuestros errores en belleza, nuestra vacuidad en plenitud, nuestra árida vida en una dulce ternura.

Lección: Cada vez que se presenta una dificultad el hombre de discernimiento comienza desde sí mismo y no desde lo exterior; encontramos el remedio dentro nuestro. La única manera de dar testimonio de nuestra firmeza y devoción a nuestro Ideal es organizar y ordenar nuestros sentimientos y pensamientos para que nunca puedan vencernos. Así lograremos una firmeza tal que nada nos apartará de nuestro Principio más elevado. Obtenemos sus frutos únicamente permaneciendo fieles y leales a ese principio.

Oración: Tú eres la morada eterna; el origen de mi vida. Tú conoces mis necesidades más íntimas. hazme digno de Tu bendición. hazme digno de Tu reino.