martes, 13 de noviembre de 2012

Visión Divina

Cuando un hombre se encuentra en el valle, ve el humilde césped y el soberbio pino, y exclama: "¡Cuán grande es el árbol y cuán pequeña es la hierba!" Pero, si sube a la montaña y mira desde su más alto pico, ve que el césped y los árboles son como una verde masa indistinta. Del mismo modo, para el ojo mundano hay diferencia de rango y posición - un hombre es rey y otro es zapatero, uno es padre y otro es hijo, y así por el estilo - . Pero cuando se abre la Visión Divina, todo aparece igual, y no resta ya distinción alguna entre bueno y malo, alto y bajo. 

Verdad

"Todo en este mundo, aun la verdad misma, es relativo. Lo que es verdad para un estado de cosas o un plano de existencia, no es ver...