Yoga y sus metas

"La calma inperturbable se logra cultivando una actitud amistosa hacia los que son felices, compasiva con los que sufren, de alegría con los virtuosos u de indiferencia hacia los malvados"


Si conocemos a alguien que se siente feliz con su modo de vivir, nos inclinamos a envidiarlo y nos sentimos celosos de su éxito.
Debemos aprender a regocijarnos con el éxito y la alegría ajena como lo hacemos ante la felicidad de un amigo. Si alguien es desdichado debemos sentir pesar por él, en lugar de despreciarlo o criticarlo por crearse él mismo tales infortunios.
La virtud de otros nos dispone hacia la irritación, porque lo consideramos como un reflejo proyectado sobre nuestras propias faltas. Nos sentimos tentados a burlarnos y sugerir que ello no es más que hipocresía.

Por el contrario, deberíamos sentir alegría y verlo como una inspiración para superarnos. En cuanto a los malvados debemos recordar las palabras de Cristo: "No seáis vencidos por el mal".
Si alguien nos hiere o nos odia, nuestro primer impulso instintivo es responderle con odio y daño. Puede que tengamos éxito en dañarlo, pero será mucho mayor el daño que nos haremos a nosotros mismos; además nuestro aborrecimiento hará entrar gran confusión en nuestras mentes. Por lo tanto, debemos practicar la indiferencia hacia el daño que nos hacen los otros. Debemos in más allá de la malevolencia del malvado y procurar comprender qué lo hace tratarnos de esa manera. Muy a menudo descubriremos que no estamos totalmente exentos de la causa de su actitud. La relación entre el agresor y su víctima; el criminal y el asesino, no es siempre de simple culpa e inocencia; puede ser muy compleja. Puede haber provocación de ambas partes.

El debido acercamiento hacia nuestros semejantes se encuentra resumido en uno de los primeros votos monásticos hindúes: "Las moscas buscan la inmundicia, las abejas buscan la miel. Huiré del hábito de las moscas y seguiré el de las abejas. Refrenaré en mí el hábito de ver faltas en otros y veré sólo lo bueno que hay en ellos". Éste es el voto que todos deberíamos tomar y vivir y tratar de sostener.

                                                                                                                          Como conocer a Dios   
Los Aforismos de Yoga de Patanjali  

Entradas populares de este blog

¿Qué es la filosofía Vedanta?

La Santa Madre Sri Sarada Devi (1853-1920)

Deber y servicio