jueves, 12 de abril de 2012

Tenemos derecho al trabajo pero no a sus frutos


Ni aún las formas más bajas de actuar han de ser menos despreciadas. Dejen que el hombre que no conoce nada mejor trabaje por fines egoístas, por nombre y fama; pero todos deben tratar siempre de alcanzar móviles cada vez más elevados y de comprenderlo.


“Tenemos derecho al trabajo pero no a sus frutos”
(Bhagavad Guita)


Dejen aparte los frutos. ¿Por qué preocuparse por los resultados? Si desean ayudar a un hombre, nunca piensen cual será la actitud de él hacia ustedes. Si quieren hacer una obra grande o buena, no se inquieten en pensar cuál será el resultado.



                      Karma Yoga
Swami Vivekananda

Verdad

"Todo en este mundo, aun la verdad misma, es relativo. Lo que es verdad para un estado de cosas o un plano de existencia, no es ver...