Meditación

¿Qué es meditación?


Meditación significa contemplación, reflexión, pensamiento, etc., sobre un tema religioso y profundo. Para meditar se debe volver la mente hacia el interior.
Ahora bien, cuando la mente es enfocada en algún objeto puede decirse que está en estado de meditación.
Los aforismos de Yoga de Patanjali (III.2) dicen: "Meditación es pensar ininterrumpidamente en una sola idea". Ese pensamiento debe fluir continuamente como aceite vertido de un recipiente a otro. Ese estado también se llama concentración.

¿Para qué meditar?

El estado de meditación o el intento por lograrlo es el privilegio del ser humano, que puede hacerlo debido a su desarrollo mental. Ningún otro animal puede lograr ese estado. Quien realmente quiera disfrutar la dicha de la vida humana, la alegría de la espiritualidad, debe meditar. El control interno y externo de la naturaleza es esencial; sólo de esta forma puede uno enriquecerse. La pobreza interior crea muchas complicaciones y sufrimientos.
La práctica de la meditación puede ayudar inmensamente a subsanar crisis físicas, mentales y espirituales.

¿Condiciones para meditar?

Para cualquier práctica de concentración y meditación debe haber interés y genuino anhelo. El cultivo de virtudes tales como ecuanimidad, amabilidad, tolerancia, etc., ayudan a ser meditativo. También se debe hacer un esfuerzo consciente por liberarse del odio, la ira, etc. Es necesario tener simpatía, estar libre de egoísmo y no perturbarse fácilmente ante los incidentes contradictorios del mundo. De este modo se consigue la capacidad para meditar con éxito.

¿Cómo meditar?

Sri ramakrishna dijo: "Medita en Dios, ya sea en un lugar oscuro, en la soledad de los bosques, o en el santuario de tu corazón" (SESR:Nº597).
Para meditar se debe tratar de retirar la mente de los múltiples objetos y pensar en uno solo sin interrupción, sentado en un lugar conveniente. Esta es la primera práctica. Para hacer esto puede aceptarse como objeto cualquier nombre, forma o aspecto de Dios. El pensamiento debe retenerse en un punto particular, como el corazón. Se puede comenzar con la ayuda de la amorosa repetición o la oración. Luego de una prolongada y sincera práctica se puede lograr sentir solamente esa parte del cuerpo. Este estado se llama Dhyana o meditación, la que puede conducir al Samadhi, la total absorción espiritual.


Meta de la meditación

Todas las funciones mentales cesan durante el más elevado estado de meditación. Ese es el verdadero estado de Yoga, obtenido el cual no se busca nada más y se trasciende toda aflicción.

El amor es esencial

Cuando amamos algo, nuestra mente se concentra en eso.  Por otra parte, cuando la mente está concentrada en algo surge un sentimiento de amor en forma automática. Por lo tanto, el esfuerzo por la concentración debe ser consciente. De este modo nos tornamos más efectivos en todas nuestras actividades diarias. Si así actuamos por amor a Dios llegará el momento en que sentiremos la presencia Divina en nuestro interior y seremos un canal para el flujo del poder Divino.

de Ramakrishna Vivekananda Vedanta


Entradas populares de este blog

¿Qué es la filosofía Vedanta?

La Santa Madre Sri Sarada Devi (1853-1920)

Deber y servicio