viernes, 24 de febrero de 2012

Enseñanza de Buddha



La verdadera riqueza es aquella atesorada mediante caridad, piedad, templanza y autocontrol. El tesoro así escondido es seguro y no muere.