miércoles, 11 de enero de 2012

El trabajo es un medio, no un fin

No puedes dejar de trabajar porque la naturaleza te empuja a ello. Siendo así, debes trabajar con desapego. El trabajo hecho con desapego conduce a Dios. Trabajar sin apego significa trabajar sin esperar recompensa y sin temer ningún castigo en este y en el otro. El trabajo así hecho, es un medio para el fin, y Dios es el fin.

Verdad

"Todo en este mundo, aun la verdad misma, es relativo. Lo que es verdad para un estado de cosas o un plano de existencia, no es ver...