El trabajo es un medio, no un fin

No puedes dejar de trabajar porque la naturaleza te empuja a ello. Siendo así, debes trabajar con desapego. El trabajo hecho con desapego conduce a Dios. Trabajar sin apego significa trabajar sin esperar recompensa y sin temer ningún castigo en este y en el otro. El trabajo así hecho, es un medio para el fin, y Dios es el fin.

Entradas populares de este blog

¿Qué es la filosofía Vedanta?

La Santa Madre Sri Sarada Devi (1853-1920)

Deber y servicio