sábado, 5 de noviembre de 2011

La relación con su esposa

En 1872, Sarada Devi acompañada por su padre llega Dakshineswar a visitar a su marido. Cuatro años antes lo había visto en Kamarkupur, ahora tenía 18 años.

El Maestro asumió el deber de instruir a su joven esposa, lo que comprendía todo, desde el manejo de los asuntos domésticos hasta el conocimiento de Brahman. Le enseñó a despabilar una lámpara, a comportarse frente a la gente según sus diferentes temperamentos y a adoptar la actitud apropiada en presencia de visitas.

La instruyó en los misterios de la vida espiritual (oración, meditación, yapam, contemplación profunda y samadhi).

Sri Ramakrishna y su esposa convivían en Dakshineswar, pero su mente siempre volaba alto por encima del plano mundanal.

Por la relación espiritual tan excepcional con su esposa, demostró que marido y mujer pueden convivir como compañeros espirituales.

De esta manera, su vida combina la modalidad del hogareño con la del monje.